Balancing the opposites – Patriarchy vs Matriarchy

“It is adamant that we turn away from the power-crazy, destructive perception, which in our global society has gone to extreme, which means unearthing and redirecting our focus into the opposite direction.“That means, even though the goal is balance, there first has to happen a turning; in this case from a materialistic society dominated by the masculine principle, to rekindle the values inherent in the feminine principle. Hence I endeavour to contemplate the feminine principle however not in isolation but with the awareness of, and in dialogue with, the masculine. This means we cannot talk about driving out the patriarchal and installing a matriarchal society, but we need to move to the next level up, where both energies (the masculine and the feminine) contribute to a society of harmony and peace; where co-operation in love and respect is the goal; not the survival of the strongest, most scrupulous and ruthless.”

Swami Nityamuktananda Saraswati

http://www.athayoga.info

EL CUERPO DOLOR -Eckhart Tolle

Alimentación-Saludable-y-Enfado

“La auténtica espiritualidad pasa por un proceso de sanación del cuerpo emocional.”- Fanny Van Laere

En éste fragmento del best seller “El Poder del Ahora”, Eckhart Tolle nos habla del “cuerpo dolor”. He elegido ese fragmento para compartirlo aquí en mi blog para tejer y juntar así distintos códigos que hablan de lo mismo y llevar un poco de luz a ése tema.

Lo que él llama “cuerpo dolor”, John Bradshaw, autor del best seller “Volver a Casa”, lo llama el “niño herido”. Leonard Orr, padre fundador del Rebirthing, lo llama el “cuerpo emocional”. Carl Jung creo que lo llamaba “sufrimiento legítimo”.

Es ese dolor, ese sufrimiento del que no tenemos escapatoria. Suele ser ese dolor reiterativo en nuestras vidas. Que vuelve y vuelve a repetirse en distintas formas y situaciones pero es el mismo, como si tratara de decirnos alguna cosa que no acabamos de entender. Y sí, así es, el dolor vuelve y seguirá viniendo hasta que entendamos el mensaje. Y esa es exactamente la función del Rebirthing y de las distintas herramientas, métodos, terapias, talleres que tanto abundan hoy en día. Incluso el sentido original de la toma de medicina sagrada.

Esa es la razón por la que dejar de huir de nuestra sombra y adentrarnos en ella, con ayuda y guia adecuada, nos permite liberarnos de ésta y recuperar el poder para ser más libres.

La gente a menudo entiende mal y cree que esto se trata de mirar al pasado. El pasado no existe como pasado, el pasado está sucediendo aquí y ahora. Y es así porqué al haber sido reprimido no se ha resuelto y sigue ahí, en forma de “niño herido”, “cuerpo dolor”, “sufrimiento legítimo” o “cuerpo emocional”. Distintas maneras de llamar la misma cosa.

“En tanto eres incapaz de acceder al poder del Ahora, cada dolor emocional que experimentas deja detrás de sí un residuo de dolor que vive en ti. Se mezcla con el dolor del pasado, el cual ya esta allí, y se instala en tu mente y en tu cuerpo. Esto, por supuesto, incluye el dolor que sufriste en tu niñez, causado por la inconciencia del mundo dentro del cual naciste.
El dolor acumulado es un campo energético negativo que ocupa tu cuerpo y tu mente. Si lo piensas como una entidad invisible con su propio derecho a existir, te estás acercando bastante a la realidad. Es el cuerpo del dolor emocional. Tiene dos formas de ser: dormido y activo. Un cuerpo-dolor puede permanecer dormido un 90% del tiempo. Sin embargo, en una persona profundamente infeliz, puede estar activo en un 100% del tiempo. Algunas personas viven casi enteramente a través de su cuerpo-dolor, mientras que otras tal vez lo experimenten solamente en ciertas situaciones, tales como en vínculos íntimos, o situaciones ligadas con pérdidas pasadas o abandonos, heridas físicas o emocionales, etc. Cualquier cosa puede dispararlo, particularmente si resuena con un patrón de dolor de tu pasado. Cuando está listo para despertarse de su estado de sueño, incluso un pensamiento o un inocente comentario hecho por alguien cercano a ti puede activarlo.
Algunos cuerpos-dolor son tremendamente desagradables pero relativamente inofensivos, por ejemplo, como un niño que no para de lloriquear. Otros son monstruos viciosos y destructivos, verdaderos demonios. Algunos son físicamente violentos, muchos otros son emocionalmente violentos. Algunos atacarán a personas cercanas o de tu entorno, mientras que otros te atacarán a ti, su huésped. Los pensamientos y los sentimientos que tienes acerca de tu vida se vuelven entonces profundamente negativos y autodestructivos. Las enfermedades y los accidentes muy a menudo son creados de ésta forma. Algunos cuerpos-dolor llevan a sus huéspedes al suicidio.
… Estate atento a cualquier signo de infelicidad en ti mismo, en la forma que sea – podría ser el cuerpo-dolor que se está despertando. Esto puede tomar la forma de irritación, impaciencia, un estado de animo sombrío, un deseo de lastimar, furia, queja, depresión, una necesidad de tener un drama en tu vínculo, y así. Agárralo en el momento en que se despierta de su estado de sueño.
El cuerpo-dolor quiere sobrevivir, tal como cualquier otra entidad que existe, y sólo puede sobrevivir si consigue que tú, inconscientemente, te identifiques con él. Entonces él puede levantarse, conquistarte, “convertirse en ti”, y vivir a través de ti. Él necesita conseguir su “comida” a través de ti. Él se alimentará de cualquier experiencia que resuene con su propia energía, cualquier cosa que cree un poco más de dolor en la forma que sea: furia, destructividad, odio, duelo, drama emocional, violencia e incluso enfermedad. De modo que el cuerpo-dolor, cuando te ha conquistado, creará una situación en tu vida que refleja de vuelta su propia frecuencia de energía para alimentarse de ella. El dolor sólo puede alimentarse de dolor. El dolor no puede alimentarse de dicha. Le resulta bastante indigesta.
Una vez que el cuerpo-dolor te ha conquistado, tú quieres más dolor. Te conviertes en una víctima o en un perpetrador. Quieres provocar dolor o quieres sufrir el dolor, o ambos. En realidad no hay mucha diferencia entre los dos. Tú no estás consciente de esto, por supuesto, y clamarás vehementemente que no deseas el dolor. Pero mira de cerca y encontrarás que tu pensamiento y tu actitud están diseñados para mantener el dolor, para ti y para otros. Si estuvieras verdaderamente consciente de ello, el patrón se disolvería, porque desear más dolor es locura, y nadie puede estar loco conscientemente.
El cuerpo-dolor, el cual es la sombra oscura proyectada por el ego, en realidad le tiene miedo a la luz de tu conciencia. Tiene miedo de que lo descubran. Su supervivencia depende de tu identificación inconsciente con él, así como de tu miedo inconsciente a enfrentar el viejo dolor que vive en ti. Pero si no lo enfrentas, si no traes la luz de tu conciencia hacia el dolor, serás forzado a vivirlo una y otra y otra vez. El cuerpo-dolor puede parecerte como un monstruo peligroso al que no puedes soportar mirar directamente, pero te aseguro que es un fantasma insustancial que no puede permanecer frente al poder de tu presencia.
Algunas enseñanzas espirituales declaran que todo dolor es en última instancia una ilusión, y eso es cierto. La pregunta es: ¿Es eso cierto para ti? Una mera creencia no lo convierte en realidad. ¿Quieres experimentar dolor por el resto de tu vida y seguir diciendo que es una ilusión? ¿Eso te libera del dolor? Lo que nos ocupa en este caso es, cómo puedes hacer para darte cuenta y realizar esta verdad – o sea, hacerla real en tu propia experiencia.
Así que el cuerpo-dolor no quiere que tú lo observes directamente y lo veas tal cual es. El momento en que lo observes, siente su campo energético dentro de ti, y lleva tu atención hacia eso, entonces la identificación se rompe. Una dimensión de conciencia superior ha entrado. Yo la llamo presencia. Ahora tú eres el testigo o el observador del cuerpo-dolor. Esto significa que ya no puede usarte simulando ser tú, y ya no puede alimentarse a través de ti. Has encontrado tu mayor fuente de fuerza interior. Has accedido al poder del Ahora.”

Eckhart Tolle, El Poder del Ahora.

El Cultiu Interior Solitari

http://etimologias.dechile.net/?masturbar

Al escriure aquest article no vaig caure en la forta carga negativa de la paraula masturbació, com apunta aquest diccionari etimològico xilè, i, per no desvirtuar la meva intenció a l’article, m’he decidit a canviar el títol original de l’article : “La masturbació” per l’actual, més en la línea del que consideren els estudis taoistes, i no alimentar així la carga represora en contra la sexualitat de determinades pràctiques religioses.

En aquesta societat hipersexualitzada, paradoxalment, vivim en un analfabetisme sexual flagrant.

En aquesta societat patriarcal on el cos de la dona sobretot i de l’home també són tractats com objectes sexuals especialment per la publicitat, però també pel cinema i la indústria pornografica, existeix un profund desconeixement sobre la nostra energia sexual.

Si volem resoldre una gran part del problema de la violència contra les dones i la violència sexual i de gènere en general hauríem d’abordar aquest tema d’una vegada i per totes.

El dogma del racionalisme empíric fruit de la cosmovisió materialista imperant són l’origen del patriarcat. Tot el que surti d’aquest esquema és esotèric. Continuem en la mentalitat medieval de la inquisició i la caça de bruixes.

Recordo, en un dels meus viatges a Índia, que vaig estar parlant amb adolescents que em comentaven com molts joves no practicaven el Cultiu Interior Solitari ni tenien relacions sexuals fins als vint anys o més tard. Per això embogien al veure occidentals destapades o coses més greus.

Tots els abusos sexuals perpretats per l’església són deguts al celibat sense conèixer l’alquimia interna de l’energia sexual.

Si volem erradicar el problema del masclisme hem de començar a abordar l’educació sexual desde una visió més taoista o yoguica.

Fins que no abandonem el materialisme seguirà havent patriarcat.

El fred i buit del desamor.

Escrit per a les víctimes i botxins de l’atemptat a la rambla de Barcelona el 2017.

La vida és una flama que crema. Cadascú de nosaltres és una espurna d’aquesta flama a la terra. El foc de la vida crema fins que s’apaga pel buit i fred que ens envolta de l’univers. I pot cremar per només uns instants o per quasi una eternitat com el Sol i les altres estrelles.

El Sol escalfa la vida a la terra i la Terra ens sosté. Les espurnes de les nostres vides cremen al seu regas. Com si de l’amor d’un pare i una mare es tractés.

Cultivem el foc d’aquesta espurna de vida que tenim. No deixem que s’apagui pel fred i buit del desamor.

Totes aquestes flames que es van apagar ahir han estat apagades pel foc extingit pel fred i buit del desamor de les ànimes assassines.

Cuidem la flama de l’amor, de la vida que crema dins nostre, com cuidem el foc durant el fred de l’hivern, no sigui que s’apagui i ens tornem com ells.

Om Namaha Shivaya.

Sanar nuestro niño herido

  Hoy quiero compartir una de mis prácticas, especialmente con aquellas personas que tuvimos una gestación difícil dentro del vientre de nuestra madre o bien hemos sufrido algún tipo de abandono en nuestra infancia. (O sea, casi todo el mundo).

  Cualquiera que sea la forma en la que se manifieste ese día el dolor del abandono de mi niño herido, en cuanto puedo, me meto en la bañera con agua caliente y entro en contacto, invoco y visualizo la madre divina.

  Las cualidades de la tierra y el agua son femeninas ; no exclusivas de la mujer, pero sí de las cualidades femeninas intrínsecas de la mujer. La tierra sostiene incondicionalmente y el agua nutre de igual manera. Nuestra Madre Tierra es nuestra madre divina aquí y ahora.

  Por eso, una bañera de agua caliente es la representación perfecta del útero de nuestra madre. Y con la actitud adecuada y respirando consciente y conectadamente podemos sanar poco a poco las heridas de nuestro niño interior, como lo llama John Bradshaw. O sí preferís llamarlo de otro modo, nuestro cuerpo emocional, como lo llama Leonard Orr o cuerpo dolor, como lo llama Edgar Tolle.

(Son diferentes nombres que se le han dado a nuestra memoria celular. La manifestación de memorias inconscientes en nuestro cuerpo en forma de emociones que condicionan y limitan nuestras relaciones, en definitiva, nuestras vidas.)

  Como suele pasarme en estos casos, como ya estoy alterado, mi mente está agitada, es decir, dispersa. Esa no es la actitud adecuada. Por eso me pongo a repetir internamente mi mantra preferido Om Namaha Shivaya como solución de emergencia para calmar mi mente y funciona. Aunque también llevo muchos años practicando meditación y kriya yoga y eso ayuda un montón.

  Entro en el agua caliente de la bañera y recibo el calor y el abrazo del agua como lo que realmente es : el abrazo de mi madre divina, que me ama y sostiene incondicionalmente cada día, aquí y ahora. Y poco a poco dejo que mi cuerpo se relaje en sus brazos, en ese abrazo uterino. Generalmente, después de un tiempo, empiezo a respirar espontáneamente de forma circular y entro en un ciclo energético de la respiración consciente del Rebirthing hasta completarlo. He aprendido a llorar bajo el agua con el tubo de snorkel, a veces me da por ahí, a veces entro en comunión con la madre divina, a veces tengo memorias intrauterinas o conecto con el enfado o amor hacia mi madre, cada vez es distinto. Y poco a poco, voy sanando esas memorias, ese dolor. Y aquella situación que me parecía insoportablemente dolorosa de repente encuentro otra perspectiva, otra visión para resolverla. O aquella persona que parecía el demonio causante de todos mis males deja de ser tan amenazante y recupero el poder de esa situación asumiendo mi responsabilidad.

  En la escuela de Leonard Orr recomendamos haber tomado unas diez sesiones de alta calidad por la nariz con un renacedor cualificado antes de respirar un ciclo energético por la boca en la bañera. Aunque no siempre es así.

  Aun así, podéis experimentar ese abrazo y rendiros conscientemente a él cuando os metáis en vuestra bañera de agua caliente, aunque no respiréis conectadamente. Os sorprenderéis.

  Esa es una práctica similar a la que hacemos en los temazcales tradicionales, cuando son guiados por abuelos, abuelas o herman@s que conocen y respetan el camino rojo.

  Trabajar con nuestro niño interior es una práctica ancestral conocida por sabios desde hace milenios y es el camino para volvernos verdaderos adultos.

  Vivimos en un mundo de niños heridos. Sólo hace falta mirar a nuestro alrededor, y a nosotros mismos. Hay poquitos adultos de veras.

Om Namaha Shivaya

Paz, simplicidad y amor.

Sesiones de Rebirthing en agua fría

IMG-20170410-WA0012

Hoy me disponía a releer artículos de mi blog y escribir algo nuevo cuando he encontrado éste borrador de hace tres años. No me explico porqué no lo publiqué, aunque me imagino. El caso es que la semana pasada me di mi primer baño del año en una playa de Formentera y de manera espontánea me puse a respirar consciente y conectadamente. Y hoy, releyendo éste borrador, me decido a publicarlo con algunas correcciones. Ahí va : 

Hace tres años , en el retiro de la formación de la escuela Conexión Consciente con Irene Jové, Fanny Van Laere nos comentó como Leonard Orr adaptó la purificación espiritual que practican los yoguis de la India como Mahavatar Babaji a la vida moderna de Occidente. Específicamente en lo referente a la purificación con el agua, nos comentó como los yoguis de la India se bañan cada día en el río. Normalmente en el Ganges. Como suelen vivir arriba en las montañas del Himalaya os podéis imaginar que el agua estará más bien fría. Por supuesto que no se bañan en bañeras de agua caliente como hacemos nosotros en las sesiones de Rebirthing en un primer momento. La mayoría de nosotros no vivimos cerca de ríos. Y si es el caso, lo más probable es que el agua de estos ríos esté más que contaminada. Y si esto fuera poco, encima a la mayoría de gente no le apetece sumergirse en agua fría más allá del verano. 

Por todo esto, las sesiones de Rebirthing en agua fría no son muy populares ni muy habituales. En este artículo me gustaría compartir con vosotros lectores mi experiencia y mi visión al respecto. En primer lugar deciros que las sesiones de Rebirthing en agua fría son una práctica avanzada. Es preciso haber desbloqueado el mecanismo respiratorio con almenos diez sesiones por la nariz con un renacedor experimentado. Y haber experimentado luego sesiones en agua caliente por la boca con el tubo de esnorkel. En la formación que imparte actualmente Irene Jové en Catalunya, España, se incluye, en el módulo residencial de julio, la respiración en agua fría. Podéis verlo en el link más a bajo. 

En las sesiones en agua caliente podemos conectar más fácilmente con memorias intra-uterinas. Por otro lado, en agua fría podemos conectar más fácilmente con nuestro impulso inconsciente de muerte, lo cual suele resultar también poco agradable. Es algo que genera muchas resistencias, rechazo y miedo. Mi primera sesión en agua fría lo pasé fatal. Fue justamente en este retiro de la formación donde me atreví a repetir, pero esta vez yo solo. No lo pasé tan mal, pero no fue agradable. Más adelante me apunté a un taller específico de respiración en agua fría y allí, claro, no me pude escapar. Y, por cosas de la vida, fue una sesión preciosa, intensa y muy sanadora, donde me cambió el cuerpo y mi respiración completamente y recibí un sinfín de bendiciones. De hecho es ésta experiencia que me impulsa a escribir éste artículo. El aprendizaje del Rebirthing se basa en la experiencia. Y fue en ésta experiencia donde aprendí las excelencias de los baños en agua fría y como funciona su proceso.

En primer lugar aprendí que es importante la temperatura del agua así como la temperatura ambiente. El agua demasiado fría puede ser contraproducente. Especialmente la primera vez. Mejor experimentar con la temperatura del agua de una forma progresiva. Por otro lado es muy importante entrar en el agua muy conscientemente, en contacto con nuestra Ser, como una meditación . Sumergimos el cuerpo en el agua respirando conectada y conscientemente y centímetro a centímetro si no milímetro a milímetro. Dejando que el cuerpo se acomode y relaje en el agua en cada paso hasta sumergirnos completamente. Es posible que sintamos muy intensamente más una parte del cuerpo que otra, nos damos el tiempo que necesitemos. Una vez sumergidos completamente quizás estemos en tensión y temblando en algún momento, quizás el agua esté demasiado fría, esto depende de cada cuerpo y de cada momento. El objetivo es llegar a relajar el cuerpo en el agua fría y llegar a la integración flotando en el agua con la cabeza sumergida y respirando por la boca por el tubo. Transmutar este frío/tensión en relajación. Liberar todo este miedo y transmutarlo en aceptación y pulsión de vida. En todo el proceso de sumergirnos estamos respirando conectada y conscientemente. Siempre acompañados por un renacedor experto y con experiencia en sesiones en agua. Una vez hemos integrado, el frío se desvanece y nuestro cuerpo se relaja por completo en el agua. Suele ser un proceso muy intenso. A mi me llevó tres sesiones en agua fría experimentarlo, pero cada persona es distinta. Puede ser que a vosotras os cueste más o menos. De todas las sesiones que he experimentado esta fue una de las más intensas. Debéis entender que para mi fue un largo proceso llegar aquí. Pero también que, a pesar de que la práctica es muy concreta, no hay dos personas iguales y las experiencias son muy personales.

Os animo a experimentar esta aventura que es el camino de sanación y autoconocimiento que ofrece el Rebirthing dentro la línea de Leonard Orr y que ofrece Rebirthing International y Rebirthing International España a través de las distintas escuelas que imparten la formación en Europa así como en distintos países de América del Sud y en Estados Unidos. También podéis hacer la formación en Virgínia, Estados Unidos, en la casa de Leonard Orr, donde todo se inició.

Actualmente Irene Jové ha creado su propia escuela en Cataluña siguiendo la línea de Leonard Orr :

Rebirthing Jove
http://rebirthingjove.blogspot.com.es

Fanny Van Laere ha creado su propia escuela y desarrolado su propia línea en América del sud y en España.

Bypass emocional – Fabiana Fondevila


Probablement és el tema més recurrent per mi aquests darrers temps. És fàcil caure-hi, i ho dic per experiència pròpia. És quelcom que es cura a base d’hòsties ben donades. I la vida mateixa sol donar-les ben fortes. L’antídot és endinsar-nos en la pròpia merda. Ben en dins d’allò que hom no vol sentir. Ben en contacte amb la nostra vulnerabilitat, desmuntant tota cuirassa. Quan estem ja ben estovats sorgeix una humilitat verdadera. Desmuntant tota aquesta autoimatge de mentida. Sovint creada amb títols i diplomes, tant d’oficials com d’alternatius. I el que he vist moltes vegades, la necessitat de crear-se una clientela per tal de subsistir.

Tot i que la immensa majoria de gent viu desconnectada de les seves emocions en un grau o un altre, el bypass té la característica específica dels que hem iniciat el camí de  l’autoindagació i alguna pràctica específica. És molt habitual que davant l’emoció dels primers avenços tendim a creure’ns més avançats del que realment estem. Volent anar massa de pressa. O ,una altra opció, és que quan la cosa es comença a posar més difícil deixem el procés a mitges i ens instal·lem en aquest estadi intermig. El bypass emocional té una característica específica i és que la persona ja té un grau de consciència i d’autoconeixement. Per això lo de bypass. Sols que ens creiem més avançats del que realment estem i ens autointerpretem un paper que no és real. Una forma sofisticada d’autoengany. En certa manera ens construim una nova zona de confort. Però que en realitat és més un campament base per seguir endavant, doncs un cop començat el camí ja no hi ha volta enrere. No hi ha escapatòria possible.

Comparteixo aquí aquest article de Fabiana Fondevila, que ho explica divinament.


“¿Alguna vez recurriste a tu espiritualidad para evitar enfrentar un aspecto doloroso de tu vida? ¿Dejaste pasar abusos en nombre de la compasión? ¿Te escudaste en tus aspiraciones más elevadas para evitar sentir celos o enojo, por considerarlas emociones “poco espirituales”?

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí, no estás solo. La mayoría de las personas que transitan el camino espiritual caen en algún momento, sin darse cuenta, en esta distorsión que el psicólogo estadounidense John Welwood bautizó “bypass espiritual” allá por 1984. De hecho, es una ocurrencia tan común en la cultura espiritual reinante, que muy pocos perciben su existencia y los peligros que trae aparejados.

Autores como Ken Wilber y Robert Augustus Masters incluso advierten que muchos consejeros religiosos y psicólogos transpersonales hoy promueven este error, con las mejores de las intenciones, al proponerle a quienes buscan su ayuda soluciones espirituales a problemas de otro origen (cognitivos, psicológicos, hasta corporales).

El psicoterapeuta Robert Masters dice en su libro Bypass espiritual: cuando la espiritualidad nos desconecta de lo que verdaderamente importa que nuestra dificultad para tolerar y hacer frente a nuestra sombra personal y colectiva es el motor que nos lleva a buscar la espiritualidad como refugio o solución fácil a nuestros problemas. En estos casos, las prácticas o creencias no ayudan a elevarnos sino a evitar el costoso tránsito por el auto-examen y la auto-observación, a acallar la voz interior que nos dice que algo no está bien, a barrer bajo la alfombra conflictos y dificultades que piden a gritos ver la luz del día.

Así lo describe John Welwood, quien acuñó el término a partir de lo que observaba en su comunidad de practicantes budistas, y en él mismo: “Cuando caemos en el ‘bypass spiritual’, usamos la meta de la iluminación o la liberación para racionalizar lo que yo llamo trascendencia prematura: intentar elevarnos por encima del costado crudo y desprolijo de nuestra humanidad antes de haberlo enfrentado verdaderamente y haber hecho las paces con él. Y entonces procuramos usar la verdad absoluta para descalificar nuestras necesidades humanas relativas, nuestros problemas psicológicos, nuestras dificultades vinculares o déficits de desarrollo. Creo que este es una especie de ‘peligro ocupacional’ del camino espiritual, dado que la espiritualidad conlleva la visión de ir más allá de nuestra situación kármica actual”.

¿De qué formas se manifiesta esta tendencia en las personas? En una actitud de desapego excesivo, la represión de ciertas emociones (la tendencia a “anestesiar” la tristeza o el enojo), o a través una compasión ciega, una inclinación exacerbada hacia lo positivo, ignorando o denostando la propia sombra (los aspectos mal vistos de uno mismo). En  casos más extremos, puede presentarse, incluso, como delirios de iluminación.

También se denomina a esta tendencia “inflación espiritual”, en referencia a la noción de que todo puede trascenderse a pura fuerza de luz y voluntad.  Pero ya lo decía C.G. Jung: “Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad”.

Un ejemplo de Welwood, en relación a la práctica del budismo en Occidente: “Si uno intenta practicar el desapego renegando de la propia necesidad de recibir amor, lo único que logra es desterrar esa necesidad al Inconsciente, donde posiblemente actúe y se manifieste de maneras potencialmente peligrosas”.

Explica el terapeuta: “Es fácil usar conceptos como ‘la verdad del vacío’ de una manera distorsionada. La enseñanza es que los pensamientos y las emociones no tienen existencia verdadera, que son apenas ilusiones del Samsara (el mundo de las formas), y por lo tanto, no debemos prestarles atención. ‘Debes reconocerlos como formas vacías y, atravesarlos sin más’, es el consejo que reciben los discípulos. Esto puede ser útil en el ámbito de la práctica, pero en situaciones de la vida, esas mismas palabras pueden ser usadas para reprimir o negar sentimientos que requieren nuestra atención. Lo he visto ocurrir en numerosas ocasiones”.

“Temo que lo que muchos budistas occidentales están practicando no es desapego, sino evitación del apego. Esto no es lo mismo que liberación del apego: es otra forma de apego: se apegan a la negación de sus necesidades humanas, por desconfianza en el amor” , subraya.

Este fenómeno se asocia en parte con la explosión de interés en la espiritualidad que acontece en los años 60 y la adopción por parte de Occidente de prácticas y saberes del Oriente; y también con la deformación de estas prácticas y creencias en lo que ha dado en llamarse “espiritualidad de consumo rápido”.

Pero no es privativo de las tradiciones orientales ni de sus prácticas; la oración también puede ser usada como una manera de evitar contactar con las heridas psicológicas y los dolores del corazón.

Lo cierto es que no hay nada instantáneo en el proceso de crecimiento espiritual. Quienes conquistan la madurez en este terreno lo hacen a fuerza de años de trabajo interior y transparencia, sabiéndose pequeños y falibles en cada paso del camino. En términos de Welwood, en ellos la fruta cae del árbol por su propio peso, en lugar de ser arrancada prematuramente de la rama.

Hay en estos seres añejados espiritualmente -sean monjes, maestros o barrenderos- una cualidad de integridad y de arraigo. No son almas descarnadas ni aparentan serlo. No están, ni se pretenden, más allá de nada. Por eso son capaces de abrazar la complejidad de quienes los rodean con amor, y mostrar el camino hacia una transcendencia real, sin atajos ni ilusiones de santidad, con simple vocación humana.

¿Qué más podríamos desear?”

Fabiana Fondevila

Extret de la web :  

https://lausinamistica.wordpress.com/2013/08/17/los-riesgos-del-bypass-espiritual/